Búsqueda personalizada

lunes, 8 de diciembre de 2008

Silencio


Estamos tan acostumbrados al ruido de la vida cotidiana que nos olvidamos del silencio. El silencio es fuente de inspiración para muchos y de reflexión para otros, el silencio para mi es bello. Y es bello porque lo disfruto, disfruto no escuchar nada, sólo el simple zumbido del silencio y es hermoso.
Siento que nos hace falta dejarnos llevar de vez en vez por el silencio, meditar profundamente de lo que queremos y cual será nuestro próximo paso, y para eso necesitamos estar a solas y en silencio.

El silencio ha estado cerca mío muchas veces y me ha ayudado bastante a conocerme, me ha dejado claro mi insignificancia y mi grandeza, mis debilidades y mis fortalezas, me ha enseñado a valorarme y a menospreciarme, me ha puesto en mi justo sitio y me siento bien por ello.
A veces me ha dado temor el silencio, temor a que no siga ya más nada y a perderme en el sinsentido, pero luego me reconforta cuando me recuerda que mi vida, con todas las vicisitudes, ha sido buena.
Le debo al silencio mis mejores ideas y mis más profundos momentos, le debo al silencio mis pequeñas travesuras y ha sido cómplice en mis correrías, el silencio me ha acompañado casi siempre y casi siempre le estoy agradecido.
Necesito mi silencio, creo que todos necesitamos de un momento de silencio, ese silencio que calma las más fuertes tormentas del alma y que nos da la sabiduría para enfrentar la vida. No quiero morir entre el ruido ensordecedor de la vida actual, no quiero morir rodeado de una babel de sonidos, espero muy fervientemente morir en una gran quietud y envuelto en un hermoso silencio.

1 comentario:

Vitike dijo...

Hola:

soy el autor de Curistoria. Quería comentarte que has sido uno de los ganadores del concurso del libro.

Por favor, envíame tu dirección postal y nombre completo a vitike @ gmail.com, para que te envíe el libro.

Saludos.