Búsqueda personalizada

jueves, 11 de septiembre de 2008

Ayer y hoy


Observaba a un grupo de jóvenes y por su actitud me surgieron algunos pensamientos que ya antes habían rondado por mi mente: ¿Qué les pasa a los jóvenes de hoy?, no cuidan su apariencia, ni sus modales, ni su lenguaje, no es que esté en contra de los jóvenes y sus ideologías, para nada, pero si estoy en contra de la libertad irresponsable convertida en libertinaje y en la deformación de las buenas costumbres y del lenguaje. Me sorprende el grado de apatía que muestran hacia casi todo lo que los rodea, la mayoría no tiene interés en la escuela, piensan que la educación y la cultura ya no son tan necesarias, van a la escuela sólo a pasar el tiempo o para complacer a sus padres. Y del lenguaje que utilizan, da vergüenza y pena ajena, no utilizan más allá de 20 palabras y las repiten todo el tiempo, su vocabulario es extremadamente limitado; además su escritura, Dios!!, escriben con una letra horrible (bueno, con todas) y con faltas de ortografía que da miedo, miedo en pensar que son los adultos del mañana.
Y entonces cómo quieren tener oportunidades si no buscan ser más educados y cultos. Aparte de todo eso, están en constante conflicto con sus padres, los culpan de todo, y su mentadita frase de: "Yo no pedí nacer" de veras me enferma que digan eso, como si nos hicieran un favor al estar en este mundo; no, no pidieron nacer, pero deberían estar agradecidos con sus padres y con Dios por la oportunidad de estar en este mundo VIVOS, pero bueno...
Por otro lado la indiferencia que muestran ante todo lo que sucede, como si no les concerniera, se les olvida que en manos de ellos estará el mundo en unos años. ¿Quiénes tienen más culpa?, ¿Ellos o sus padres? Porque también es cuestión de educación familiar, de que los padres no sean rehenes de sus propios hijos, accediendo a sus chantajes y berrinchitos, como si dándoles todo se solucionaran todos sus conflictos, cuando lo único que producen son jóvenes inútiles e indiferentes, en fin: ¿Cuál será la mejor educación? ¿La de ayer, con todo lo estricta que era; o la de hoy, con toda su tecnología y globalización?
Ya veremos
Saludos

1 comentario:

Norma dijo...

Definitivamente el problema de educación parte del hogar. Ya no hay hogares, hay casas en donde se convive y da para comer y ahí se duerme. Esos son los "hogares" de hoy día. Independientemente de la globalización nos inunda información sobre traiciones en todo: revistas, radio, televisión, el cine... ¿Esas son las bases de las nuevas generaciones? Los padres de hoy envían a sus hijos a la escuela pensando que ahí tienen la obligación de educarlos... NO, no es así, ahí sólo tienen sí la obligación de instruirlos en conocimientos, pero las bases, las verdaderas bases morales y existenciales se deben dar en el seno familiar, con comunicación efectiva, con ejemplo, con énfasis, con valores. Tienes razón... ¡Ya veremos!